Esto se llama velo y es un defecto que aparece, cuando durante el proceso de secado, la humedad es atrapada por la película de barniz aplicada, así que una vez que el agua se evapora, los espacios se llenan de aire y finalmente se forma una capa porosa.

En las piezas a las que se aplique el recubrimiento se encuentren más frías que la temperatura ambiente, este daño se convertirá en un problema aun más evidente.

Ocasionalmente el agua de la película se evapora más rápido que el disolvente, el enturbiamiento sólo se produce de forma temporal.

Elimínalo con los siguientes pasos:
» Añade diluyente de evaporación lenta, también
   conocido como retardador.
» Inmediatamente aplica un secado forzado a las capas
   recién aplicadas.
» En caso de que apliques el producto con pistola,
   disminuye la presión del aire, recuerda que cuanto
   más fina es la capa, más sensible es la película.
» Si se forma una capa lechosa en la superficie, aplica con
   pistola un poco de diluyente y disolvente retardador.
» Te sugerimos evitar la humedad en el equipo de aplicación,
   ya que esta puede ser la causa de la formación de velo.